Inicio » Nuestras cosas... » Sólo tengo un Martes Santo

Sólo tengo un Martes Santo

Os presentamos el artículo que ha escrito nuestro componente Rogelio Cortés Ciero con motivo de nuestro 40 Aniversario de vinculación con nuestra querida Hermandad d los Blancos de Salteras.

Sólo tengo un Martes Santo

Amanece un Martes Santo con la resaca de una Sevilla que todavía suena a barrio, con un sol que se cuela y te despierta, y con el ruido de la calle de que el día ha comenzado.

Porque hoy salen Los Blancos, un día que se vive desde por la mañana, hasta el momento de cruzar tu manto.

Una plaza y su gente, charlas de hermanos, pisadas de niños en una rampa que juegan cerquita del cielo, día de abrazos, de alfileres morados, y donde el eco del silencio sale del templo con olor a incienso y vestido de blanco.

Y llego. Cruzando la puerta y me persigno cuando estás muy cerca, vestido de paisano, pero con alma de música quien me ve de fuera. Porque esa semana sí, sólo soy músico del Carmen, ese músico que tantos años contigo lleva.

Aprendí sin escuela, muy despacito, casi obligado y sin sapiencia, casi tocando de oído porque no sabía las letras…. Y que ya son muchos Martes Santo dejando melodía eterna, muchas caras detrás de Tí, muchos pasos mientras paseas.

Un Martes Santo firmado para mí, porque sólo Tú querías mi música, la que lleva sonando detrás de Tí hace ya más de cuatro décadas.

Déjame seguir, porque no entiendo este día sin Tí, no soy capaz de vestirme sin estar en la plaza haciendo la espera.

Y dejar esa música que suena a Tí escrita durante estos años…

Déjame Señora que te siga rezando.

Déjame… Sólo tengo un Martes Santo.

 

 

 

Rogelio Cortés Ciero